Cómo Pescar con Buldo

El buldo, buldó y las bombetas son elementos que suelen preferir aquellos que hacen su práctica de pesca con moscas artificiales e incluso para las modalidades de spinning. Gracias al eso de estos se puede usar señuelos de poco peso pero que se lanzan a grandes distancias.

Resultan muy económicos pero su efectividad al momento de la pesca les confiere mucho valor, especialmente por aquellos deportistas que logran sacar buenas piezas al usarlos. Revisemos algunas particularidades del buldo y resaltemos la pesca con este interesante elemento en las zonas donde elegimos su uso.

Cómo Pescar con Buldo
Cómo Pescar con Buldo

¿Qué es el buldo?

El buldo o buldó se trata de un elemento que se asemeja a un flotador, contando con la particularidad que puede llenarse de agua. De esta manera sirve tanto como boya como lastre.

Se usa especialmente al hacer lances a grandes distancias y busca mantener el señuelo muy cerca de la superficie luego que se busca recuperar el cordel.

Es elaborado a base de plástico y suele ser bastante frágil, así que la pesca con este elemento en zonas donde hay mucha marea y especialmente rocas no es recomendada. Hay un tipo de buldo flexible que sirve para zonas más pedregosas, no obstante los normales es preferible dejarlos para áreas profundas con fondos arenosos.

Puede ser usado en pesca continental o pesca marítima, siendo efectiva en ambos ambientes.

La pesca con buldo

Se recomienda el uso de buldo con cañas de acción ligera de máximo 2,10 metros. El carrete puede ser pequeño y el uso de mosca es uno de los que mejor va con la pesca con buldo. Hay personas que prefieren usar equipo de spinning ligero al momento de elegir el buldo para pesca.

Para la pesca a la leonesa o con mosca ahogada, el uso de buldo se hace imprescindible. Para que sea efectiva se hace necesario hacer un buen remedo de mosca, guiándose por los diferentes tipos que están justo en la zona donde harás la pesca.

Se hace necesario y mucho más útil hacer la pesca empleando varias moscas. La principal antes del buldo puede estar ubicada a unos 35 centímetros de este, seguidamente podemos ubicar una serie de moscas (ahoga o bailarina) a unos 45 centímetros unas de otras.

Es importante hacer buenas ubicaciones de las moscas para evitar enredos al momento del lance. Al usar varias moscas podemos tener muchas más oportunidades de pesca según la presa en sí y el lugar en donde nos ubiquemos, cerca de vegetación por ejemplo.

El llenado del buldo será también importante, no debemos ni dejarla completamente llena ni menos de la mitad. Jugar con la cantidad será determinante para la pesca y dependerá de la zona y el caudal: a mayor caudal de agua se hace necesario llenarla más.

Contrariamente, cuando la masa de agua es más caudalosa se debe llenar menos el buldo y permitir hacer su trabajo dependiendo de lo que exija el momento. Como recomendación final se hace necesario la prueba con diversos tamaños, no obstante para comenzar la pesca con buldo, el nº 1 puede venir muy bien para conocer cómo actua en tu jornada de pesca.