Ríos para Pescar en Tarragona

La pesca continental resulta una motivante y enriquecedora actividad para los pescadores deportivos de Tarragona. La gran ventaja de esta provincia, es que cuenta con excelentes masas de agua dulce que permiten una pesca productiva en cualquiera sea el lugar que se piense lanzar la caña.

Los ríos en Tarragona son abundantes, ricos y con aguas que constituyen verdaderos paraísos piscícolas.  Además, seguir su recorrido para una caminata que reconecta con la naturaleza, es una tarea que permite visitar cada uno de los parajes que toca la vertiente y que permite admirar la poderosa naturaleza tarraconense.

Revisemos algunos de los ríos en esta provincia y destaquemos uno de los proferidos para la pesca, el Ebro, un lugar de encuentro para familias, senderistas y pescadores.

Ríos para Pescar en Tarragona
Ríos para Pescar en Tarragona

Ríos para Pescar en Tarragona

Listemos algunos de los ríos que atraviesan esta rica y vasta provincia:

  • Aguera
  • Algas
  • Brugent
  • Cenia
  • Ciurana
  • Corb
  • Ebro
  • Francolí
  • Gayá
  • Glorieta
  • Montsant

Ebro: la pesca deportiva en el río y su desembocadura

El Ebro constituye el segundo río más largo de la península ibérica. Nace en la provincia de Cantabria y desemboca en forma de delta en el Mar Mediterráneo a su paso por Tarragona.

Una de sus particularidades es que, pese a que resulta muy caudaloso, tiende a ser irregular durante algunas épocas del año, resultando en invierno y primavera las de mayor crecimiento.  Dado el derretimiento de las nevadas, su tramo medio tiende a ser uno de los más afectados por desbordamientos.

Afluentes del Ebro

Listemos algunos de sus afluentes más importantes:

  • Río Siruana
  • Río Aragón
  • Río Huerva
  • Río Monegrillo
  • Río Guadalope

Pesca en el Ebro y el delta en Tarragona

A lo largo de su recorrido, el Ebro se presenta como un lugar idóneo para la pesca, al llegar a Tarragona, se vuelve mucho más rico, esa es la razón que la diversidad en especies acuáticas, aves y otros mamíferos sea tan prolífica, especialmente al llegar a su delta.

Si hablamos de épocas de pesca en el Ebro, específicamente en Tarragona, es preferible esperar entre julio y septiembre que resultan los más abundantes y frescos. Contrariamente, los meses de abril y mayo hacen que las aguas entren en transición entre el propio río y el delta.

En estas aguas es posible hacer prácticas usando la técnica de spinning, que viene muy bien por el tipo de presas y las propias condiciones del río.  

Especies presentes en las aguas del Ebro

Ya en materia de qué podemos conseguir en estas ricas aguas, la respuesta es casi de todo a nivel de especies continentales. Inicialmente, en un buen día en sus aguas, podemos conseguir abundancia de lucios, sirulos y percas.

Seguidamente y dependiendo de la época, los black bass no se harán de rogar y ya subiendo un poco más desde el delta al propio río, es posible encontrar carpas y hasta truchas e incluso peces gatos que muy bien se hacen presentes, tanto en el río como en el embalse Azud de Xerta, que es el tramo final del Ebro antes de encontrarse con su desembocadura.