La pesca artesanal, recreativa y profesional

El arte de la pesca es un mundo muy amplio donde encontramos la de tipo personal para entretenimiento o de consumo y la que va más con el interés comercial de la misma. Según la finalidad de la misma podemos clasificarla y entender así qué se debe hacer o no en cada una de ellas. Pensando en esto podemos tener entonces tres tipos de pesca básicas: la pesca artesanal, recreativa y la profesional.

Revisemos un poco cada una de ellas y algunas características que la definen. Esto para poder comprender el porqué de las leyes que la supervisan, el equipo y hasta la zonas y modalidades de pesca que se usan en cada una.

La pesca artesanal, recreativa y profesional
La pesca artesanal, recreativa y profesional

La pesca artesanal, recreativa y profesional

La pesca artesanal

También llamada pesca tradicional permite hacer una captura de diversas especies a escala menor. Este tipo de pesca busca proporciona tanto alimentos como una actividad que genere ingreso a un grupo de personas en determinados lugares.

Los pescadores hacen capturas que permiten suplir las necesidades de proteína propia y para la venta local. Una gran ventaja es que no suele tener unos costes muy elevados de inversión, suele utilizar muchas artes de larga data, como las redes tejidas a mano, y hace uso de tecnología de bajo costo.

Una de las características de la pesca artesanal, comparada con la industrial, es que se hace cerca de la costa y son de corta duración y se hace con redes o reteles según convenga a la especie.  

Pesca recreativa

La pesca es también una actividad recreativa que ofrece a quienes la practican muchos beneficios. Esta pesca recreativa puede ser tomada también como deportiva.

En ambas, el objetivo de la pesca puede estar muy alejado del consumo de la pieza extraída. Lo que se busca es pasar un tiempo al aire libre, buscar agilidad en el cuerpo y mente haciendo funcionar las diferentes modalidades de pesca, disminuir los estados de ansiedad y estrés y poner en práctica el intelecto del hombre en su búsqueda de caza, pero esta sin que se piense en consumo.

La pesca deportiva o recreativa puede realizar pesca en modalidades de captura y suelta. Actualmente, con el auge de los teléfonos inteligentes y las redes sociales, muchos pescadores lo que buscan es practicar la modalidad de pesca favorita, usando sus equipos –ya sea sencillos o de última generación- y poder tomar una foto o video que capture el momento de la pesca, pero devolviendo de manera segura el pez al agua.

Uno de los beneficios de la pesca recreativa es que fortalece el vínculo del hombre con la naturaleza, la hace apreciar mucho más esta y, de paso, cultiva el hábito de la constancia y paciencia. Estas dos fundamentales para una pesca recreativa productiva.

Destacan acá las diversas modalidades de pesca con caña al estilo: curricán, spinning, rockfishing, brumeo, jigging y demás conocidas.

La pesca profesional

Consideremos este tipo de pesca como la de orden comercial o industrial. Es decir, la pesca que tiene como objeto la captura masiva de algunas especies para suplir la demanda mundial de alimento.

La pesca profesional cuenta con equipos mucho más especializados, aunque se base en artes muy antiguas. Este tipo de pesca se hace muchas veces más alejado de costa, donde los bancos de peces abundan.

Requiere un control y supervisión para hacer artes sostenibles, que no sean crueles, que no capture especies en peligro y que no sobreexplote los recursos.

En esta modalidad implementa especialmente los tipos de pesca de arrastre, realizada durante el día y la pesca de cerco que se practica mucho en la noche.