Dónde Pescar Bogas en Madrid

Las bogas son una especie muy conocida en España. Aunque suele ser de agua salada, también es posible encontrar la variedad que prolifera en los ríos. Su parecido a la carpa lo hace muy codiciable para la práctica deportiva.

Muchas de las zonas de pesca cercanas a Madrid, cuentan con la presencia de este ejemplar. Estos sectores ofrecen la oportunidad de hacer una muy productiva sesión de pesca gracias a la buena presencia de los mismos. Revisemos algunos lugares interesantes cercanos a la capital que, sin duda alguna, pueden brindarnos el acercamiento a esta interesante especie.

Dónde Pescar Bogas en Madrid
Dónde Pescar Bogas en Madrid

Zonas de pesca de bogas en Madrid

No es necesariamente la especie más numerosa para la práctica de la pesca, sin embargo se encuentra es muchos de los sectores que atraen a los aficionados del deporte que van en busca de especies más atractivas. Algunas de las zona en donde seguramente te toparas con un boga son las siguientes:

Embalse de Atazar

Considera uno de los sectores con aguas muy profundas, su superficie amplia hace que varios sectores y colinden en él. Es una zona que no atrae a los aficionados más inexpertos, contrariamente lo ideal es que a este acudan fanáticos con experiencia o aquellos amantes de la aventura.

Sus aguas son claras y bastante prístinas, lo que ayuda a la proliferación de diversas especies. Quizás entre estas no destacan precisamente las bogas, pero sin duda alguna existe una buena cantidad de estos para considerar esta zona como un buen sector para encontrar a este ejemplar.

Distancia de Madrid: unos 90 kilómetros o menos. El trayecto a este embalse podría llevarte un poco más de una hora y diez minutos.

Embalse Riosequillo

Este embalse ubicado por la Sierra de Guadamarra es de los más visitados por estar cerca de la capital. En este, la práctica de la pesca es limitada, si bien cuenta con la posibilidad de un permiso gratuito, esta misma ventaja conlleva a que la pesca sea más controlada, exigiendo la “captura y suelta” de varias especies, entre ellas las bogas.  

Aunque nuevamente no resulta ser el principal atractivo de este pantano, sí hay una buena presencia de las bogas, algo que permite a los interesados captar algún buen ejemplar para su propio reto personal.

Distancia de Madrid: una hora de traslado, aproximadamente. Esto sería algo así como 80 kilómetros de distancia entre el embalse y la capital.

Pantano de San Juan

Un espacio altamente demandado por el público ya que es de los pocos que permite tanto baño como navegación a motor. Es un muy buen sector para la pesca, pero mucho mejor fuera de la temporada vacacional, ya que sus aguas son abundantes en diversas especies entre ellas las bogas de un tamaño respetable.

Distancia de Madrid: algo más de 65 kilómetros. Se invertirá cerca de una hora para acceder a su paisaje.

Como has podido constatar, hacerte de unas bogas, al menos con la práctica de “captura y suelta” no resultará nada difícil en estos lugares recomendados.