Dónde Pescaba Franco en Asturias

La figura de Franco, como la de muchos otros personajes históricos, es aun hoy día, interesante de estudio. Algo que realmente fascina respecto a la vida de estas personalidades, es su día a día, esas actividades que realizaban fuera del foco público pero que siempre resultan interesantes y curiosas de conocer.

Realicemos un repaso de las zonas preferidas de pesca de Francisco Franco, pero muy especialmente en Asturias, zona que ya desde su época era una de las preferidas para lanzar la caña.

Dónde Pescaba Franco en Asturias
Dónde Pescaba Franco en Asturias

¿Cuáles eran las zonas favoritas de pesca de Franco en Asturias?

Río Narcea

Las márgenes del Narcea fueron testigos de las constantes visitas de Franco, donde los salmones eran las especies más prolíficas de la zona. Las historias en relación a su práctica comentan que inicialmente se cerraba el tramo para su pesca exclusiva. Además, se construyó una silla especial para que pudiera pasar su tiempo de pesca de forma cómoda.

En la actualidad el espacio donde el pescaba ha cambiado mucho, inicialmente su zona de pesca ha disminuido muchísimo la cantidad y calidad de las presas, no siendo de las favoritas hoy día, esto producto de la misma represa que ha frenado el acceso al salmón que tanto disfrutaba Franco.

Señalar una zona de pesca favorita sería específicamente el pozo La Defensa, por la zona de Cornellana. Otro de los cambios significativos es la de la plataforma de hormigón desde donde pescaba y estaba ubicada la famosa silla que ahora es una zona llena de maleza.

¿Qué ha quedado para el espacio cerca de Cornellana? Los paseos y caminatas de los locales y algunos turistas o viajeros.

Río Pigüeña.

Otro sector muy visitado por el caudillo es el denominado pozo Mestas, que se encuentra ubicado en el río Pigüeña y que justamente desemboca en el Narcea.

Actualmente la pesca en el Pigüeña es medianamente buena. Cuenta con buenos cotos de pesca para truchas y claro está, salmón, aunque no tanto como el primero.

Algo a destacar es que muchos de sus tramos son vedados anualmente para la pesca, por ejemplo, los que van desde su nacimiento hasta la entrada de Villar de Vildas (Pigüeña I) o incluso el tramo que discurre entre el puente de la Escuela en Agüerina hasta llegar propiamente al puente de la zona urbana de Belmonte (Pigüeña II) , que resulta de los espacios más bonitos del sector.

Pesca en el río Eo

La pesca en este estimado río, era también una de las favoritas de Franco y buscaba no perderse las temporadas de lanzar caña en algunos de sus tramos. Lo acompañaba en estas visitas un numeroso grupo, con lo cual las sesiones de pesca diaria siempre resultaban intensas y muy animadas.

La gran ventaja era la masiva cantidad de salmones que podían sacarse en cada jornada. Se habla de hasta 35 piezas, lo que da testimonio del esplendor del río en la época en que Franco se trasladaba a esas zonas e incluso visitaba territorio gallego para disfrutar de la pesca, descanso y un período de ocio en Asturias.