Cómo pescar pulpos desde barco

Adquirir nuevas habilidades siempre es ventajoso, para practicar cualquier actividad o deporte. Y la pesca, no se escapa de esta realidad, pues es importante practicar cada técnica, y conocer nuevas modalidades, para convertirse en un pescador profesional.

Pensando en tí, y en tus ganas de vivir una jornada de pesca estupenda, te traemos un artículo genial. Hoy, junto a nosotros, aprenderás cómo pescar pulpos desde barco.

Cómo pescar pulpos desde barco
Cómo pescar pulpos desde barco

Cómo pescar pulpos desde barco

La pesca de pulpos desde barco, se realiza a profundidades de 3 a 30 metros, aunque habitualmente, no se pasa de los 15 metros.

Cabe destacar que los pulpos, se pescan con la embarcación a la ronsa, es decir, sin anclar. Por ello, es necesario que haya un poco de viento que te permita desplazarte y así el señuelo haga el recorrido en el fondo marino.

Para pescar pulpos desde embarcación, debes utilizar pulperas, las cuales consisten en una superficie plana bien sea plástica o de madera. El tamaño aproximado de estas pulperas, es del de una mano, y posee algunas perforaciones a un lado, que son para atar una cuerda. Del lado contrario, posee 2 o 3 grandes anzuelos, donde debes colocar la carnada, la cual puede ser sardina. Ésta debes atarla a la tabla con gomas, aunque hay pulperas que disponen de algunos elementos para sujetar la carnada.

Ata la pulpera con una cuerda que puedas manipular con facilidad sin lastimarte las manos. Recuerda que los pulpos, pueden enrocarse, lo al hacer fuerza tomando de la cuerda, si esta es muy fina puedes cortarte.

Para pescar pulpos desde barco, deja caer la pulpera al fondo por el lado de la embarcación donde sopla el viento. Así, al desplazarse la misma, tira de las cuerdas sin pasar por encima de ellas. Cuando las pulperas hayan llegado al fondo, suelta un poco más de cuerda, para que con el arrastre, la pulpera quede tumbada en el fondo.

Sujeta la cuerda de la pulpera al barco, y de vez en cuando da un tironcillo para verificar si está más pesada que cuando entró al agua. Si notas mayor peso, es momento de empezar a ascender la cuerda, y recoger el pulpo. ¡No te apresures! No recojas la cuerda con rapidez, debes hacerlo con firmeza, pero con cuidado de no perder la pieza. Puedes utilizar un salabre o una sacadera para facilitar esta acción.

¡Por cierto! Si el pulpo capturado pesa menos de 1 kg, debes devolverlo al agua, recuerda que está prohibido pescar pulpos pequeños.