Cómo pescar jureles con plumas

Aprende junto a nosotros, cómo pescar jureles con plumas. ¡No subestimes esta técnica! Pues te ofrece extraordinarios resultados. Toma nota de cada detalle, pues en este post te dejaremos algunos trucos geniales, para lograr una exitosa pesca de jureles con plumas.

Al pescar con plumas, podrás hacerte de diversas especies además de jureles, como por ejemplo, palometas, bonitos, espetones, entre otros. Y es que sin duda alguna, pescar con plumas es una experiencia satisfactoria.

Cómo pescar jureles con plumas
Cómo pescar jureles con plumas

Cómo pescar jureles con plumas

El jurel, es una enorme familia de peces, con un total de más de 60 especies distintas. Siendo la más popular, el jurel blanco, muy común en las aguas del mediterráneo. Esta especie no es de gran tamaño, de hecho, las piezas más grandes que se han capturado, llegan a medir aproximadamente 60 centímetros.

En cuanto a las características físicas, los jureles poseen un cuerpo alargado y comprimido. Normalmente, tienen una línea lateral de color amarillo, y su vientre es blanco. Su aleta dorsal es de colores grises y tonos amarillos.

¿Dónde pescar jureles? En aguas profundas, y zonas con fondo arenoso. Utilizando el cebo adecuado, podrás tener éxito en la pesca. Los cebos más recomendados para pescar jureles con plumas, son las pequeñas sardinas, arenques e incluso pedazos de atún cortados en trozos.

Para pescar jureles con plumas, debes tener en cuenta el número de anzuelos. Lo más recomendable es utilizar de 4 a 6 anzuelos pescando al lance con jig al final del montaje. Hay pescadores que utilizan un plomo al final, pero sin lugar a dudas, anudar un jig es mucho más efectivo.

Si decides pescar jureles con plumas al curricán, lo más conveniente es utilizar plumas montadas con anzuelos número 4 o superiores. Si no hay riesgo de enganche, deja caer el jig hasta el fondo, y comienza a recoger a golpecitos de muñeca no muy enérgicos. De esta manera las plumas trabajan mucho mejor. En ocasiones, los peces suelen picar las plumas en la bajada, y lo notarás por una relentización de la bajada del jig.

¡Plumas y plumas! Estas funcionan con mayor eficiencia, cuando los peces están muy activos. Los jureles, generalmente durante el día, son esquivos y selectivos. En este caso, las plumas de buena calidad se hacen notar, y es que sin duda, hacen la diferencia.