Cómo pescar corvina rubia

Queremos enseñarte cómo pescar corvina rubia, y para ello te dejamos este artículo, donde encontrarás útiles consejos y recomendaciones, que seguro, te servirán muchísimo.

Debes saber que el mejor momento para pescar corvina rubia, es cuando el mar está en creciente. Pues en ese momento la corvina rubia se arrima a las costas en busca de alimento. ¡Pero ya no adelantaremos nada más! Debes seguir leyendo para que descubras cómo pescar corvina rubia.

Cómo pescar corvina rubia
Cómo pescar corvina rubia

Cómo pescar corvina rubia

Las corvinas se caracterizan por viajar en cardúmenes bastante grandes. Esto lo hacen para cazar alimentos en grupo, y además cumplir con un eficiente ciclo reproductivo. Siendo esta característica, la hace que sean presas fáciles de conseguir. Ahora, si se trata de pesca deportiva, la cosa se torna un poco más compleja, pues debes ser bastante observador y paciente.

¡Importante! Si deseas pescar corvina rubia, debes saber cuales con los mejores anzuelos para lograrlo. Cuando pescar corvina, el anzuelo puede golpear rocas o fondos duros, mientras que el pez, por ser sigiloso, tendría que engancharse al menor contacto. Por ello, el anzuelo juega un papel fundamental, y debe ser resistente, filoso, y con una curvatura cerrada y arqueada para evitar que se abra. Recuerda que la corvina se destaca por su poderoso nado.

¿Cómo pescar corvina rubia? Sigue estos los consejos y recomendaciones que te dejaremos a continuación:

  • Utiliza cebos que sean atractivos para ellas como por ejemplo el choco y la lombriz
  • No apliques demasiada fuerza al recoger la línea, pues la corvina es de cabeza frágil y puedes rasgarla
  • Una vez que la corvina pique, no permitas que nade demasiado, ajusta el freno poco a poco a una baja potencia y de forma progresiva. De esta manera además de atraer la presa, evitarás que se corte la línea
  • Coloca 2 o 3 anzuelos, puede que logres capturar más de una corvina al mismo tiempo
  • La corvina rubia se cansa muy rápido. Emplea tu energía en la primera arremetida de huida y espera unos minutos a que ella se lleve el hilo. Cuando se haya quedado quieta, empieza la recogida. La corvina intentará huir, pero no tendrá la misma energía. Deja que nade hasta que se canse y repite el procedimiento, en intervalos más cortos, hasta que se acerque a la orilla. ¡No bajes la guardia! en cualquier momento puede emplear la fuerza que le queda
  • Si ves que las corvinas está coleando cerca de la orilla en busca de alimentos, utiliza un cebo similar al que ellas buscan. Realiza un movimiento lento con la caña de pescar, para llamar su atención
  • Procura pescar corvinas en las zonas donde las corrientes convergen, pues a las corvinas rubias les gustan los espacios donde la arena está revuelta
  • Evita los señuelos llamativos, extravagantes y ruidosos, pues esta especie es muy recelosa y nerviosa
  • Asegúrate de utilizar el plomo adecuado

¡Disfruta de una buena pesca de corvina rubia!