Cómo Pescar con Trampas

La pesca con trampas se considera un tipo de pesca artesanal que busca hacerse con un gran número de piezas para el consumo. Las trampas pueden estar destinadas a atrapar diversas especies, ya sea peces, langostas o cangrejos, por ejemplo.

Estas trampas o aparejos buscan hacer que los peces entren al dispositivo, pero les sea difícil salir del mismo. Se busca hacer en zonas donde la pesca con caña no resulta productiva y cuando hay posibilidad de atrapar especímenes para estudio (sin mucha manipulación o estrés al momento de sacarlos) o consumo.

Cómo Pescar con Trampas
Cómo Pescar con Trampas

Cómo Pescar con Trampas: Tipos

Hay diversos tipos de trampas que podemos elegir según el tipo de presa que deseamos atrapar, la zona o incluso la propia inversión que deseamos hacer para tener el recurso.

Trampas de pesca para mar

Por lo general hablamos aquí del tipo de trampas que pueden usarse en masas de agua salada, y que tienden a ser de mayor tamaño, justo porque el espacio lo permite. Adicionalmente se necesita que sean de un material que resista las condiciones del espacio, es decir la salinidad, las olas y demás que pueden afectarle.

Dentro de esta categoría podríamos destacar la almadabra, que es la red que suele usarse para la captura de grandes túnidos. No diríamos que la red en sí es una trampa, pero sí se cerca a los mismos hacia una zona central para su pesca.

Trampas para ríos

Por lo general estas suelen ser más pequeñas y se suelen usar para la pesca artesanal.

Trampas para cefalópodos

Estas son otra típica forma de pesca sepias, calamares y pulpos con el uso de una nasa o trampa. Para usar estas es necesario lastrarlas para que puedan permanecer sumergidas y lograr su propósito. Por lo general se suele hacer en forma rectangular o circular con una malla interna que permite mantener atrapado al espécimen hasta que se logra sacar la trampa.

Trampas para cangrejos

Suelen ser similares en diseño a las de cefalópodos y se usan tanto para atrapar cangrejos de mar como de río. Estos últimos, no olvidemos, suelen ser los americanos y señal que son los permitidos para la pesca en España.

Trampas caseras

Muchas de las trampas que pueden usarse para la pesca pueden ser elaboradas de forma casera, usando materiales simples y con patrones que se consiguen con otros pescadores, asemejando a las comerciales o tomando desde internet los mismos. Para estas también es válido el uso de trampas de botellas que resultan muy básicas pero efectivas.

¿Cómo pescar con trampas?

La pesca con trampas no requiere de mayor preocupación. Lo importante será tener una que sirva para el espacio y propósito, dejarla sumergida con un lastre y regresar unas horas después para verificar qué se ha atrapado.

Dependiendo de la zona de pesca y el tamaño de la trampa, no será necesario revisarla de manera frecuente, ya que al estar sumergidas las especies podrán sobrevivir sin problema. Dependiendo del espécimen objetivo se podrá usar o no cebo para atraer a la presa. Lo importante será nunca olvidarlas sumergidas y retirarlas una vez hayas realizado tu pesca.

es Spanish
X