Cómo Pescar con Tormenta

La verificación del clima, antes de la salida de pesca, es algo que todo pescador (comercial, artesanal o deportivo) debe hacer siempre. Las condiciones meteorológicas afectan la actividad y pueden poner en riesgo, no solo la pesca en sí, sino la seguridad, especialmente cuando hay tormenta.

Algo que resulta sumamente peligroso es pesca con tormentas, ya sean leves o, peor aún, muy fuertes y más cuando van acompañadas de fuertes vientos y descargas eléctricas. No obstante, hay pescadores que o se atreven a hacerlo o simplemente han salido a su jornada y se ven atrapados en un temporal en medio de su práctica de pesca.

Cómo Pescar con Tormenta
Cómo Pescar con Tormenta

¿Se puede pescar con tormenta?

La actividad de los peces cambia dependiendo de las condiciones climáticas. Si ya con el cambio del tipo de viento (levante o poniente) la pesca puede verse afectada, con una tormenta mucho más. Sin embargo, hay razones para preferir un “mal clima” al momento de lanzar la caña.

Algunos expertos consideran que cuando hay apenas una lluvia baja a moderada, resulta un muy buen momento para intentar la pesca. La razón de esto es que la propia lluvia permite agitar el agua, removiendo el fondo y por ende el alimento de algunas especies. Por lo cual se debe aprovechar este movimiento para intentar sacar especímenes interesantes.

Por otro lado, cuando estamos ante un verdadero temporal, se hace necesario evaluar si es recomendable hacer pesca, esto porque tanto nuestro cuerpo como el propio equipo se reciente y las mismas condiciones no permiten ni ver bien, ni manejar la caña, la línea y toda técnica de pesca puede verse afectada de mala manera.

Consejos para la pesca con tormenta

Repasemos algunos consejos básicos para asegurar algunas piezas en pesca con lluvia y buscar nuestra seguridad en medio de la tormenta.

  • Algo que debe tenerse muy claro es que cuando hay riesgo de que la tormenta sea eléctrica, la pesca debe cesar inmediatamente. Las cañas de pesca pueden actuar como pararrayos, especialmente si estas están elaboradas en carbono o grafito.
  • No olvidemos además que con las tormentas eléctricas el riesgo aumenta al estar cerca del agua porque esta resulta un excelente conductor de electricidad.
  • Para los momentos previos a la tormenta o cuando la lluvia es leve y se cubre de nubes el sector, los peces pueden enfocarse en alimentarse y ahí puede resultar excelente hacer pesca.
  • En los ríos, la lluvia leve permite a los insectos activarse, ubicándose en la superficie del agua, lo cual atrae a los peces y puede aumentar las posibilidades de pesca.
  • Si la lluvia se presenta en épocas cálidas, hay muchas probabilidades de que el cebo funcione mejor. No obstante, pasa de manera contraria cuando la lluvia es en época fría, ya que esto dificulta que el olor se esparza e incluso que la actividad de algunos peces disminuya.

Como nota final debemos destacar y reiterar que la pesca con tormenta no resulta el momento ideal para probar suerte, ya que n solo el clima sino las mismas condiciones del agua pueden resultar muy peligrosas, tanto en tierra y, peor aún, en embarcación.

Lo recomendable será esperar a que salga el sol y ahí sí ver todo con una nueva y muy fresca visión, después de la tormenta.

es Spanish
X