Cómo Pescar con Pez Vivo

La pesca con pez vivo o “al vivo” es muy común en muchas zonas, especialmente en la pesca marítima. Además, es el tipo de carnada preferida por los pescadores dada su eficacia al buscar atrapar presas de mayor talla.

Para los pescadores deportivos el contar con un cebo vivo y realmente fresco es ya, de por sí, sinónimo de buena pesca. El cebo vivo ayuda a capturar una gran variedad de especímenes, especialmente los de mayor talla como los túnidos. Igualmente, la variedad de cebo vivo que podemos usar diversifica la actividad y permite variar este, la modalidad de pesca y el éxito de esta.

Cómo Pescar con Pez Vivo
Cómo Pescar con Pez Vivo

Cómo Pescar con Pez Vivo: Tipos

Hay muchos tipos de cebo vivo, repasemos algunos de los que resultan más útiles y comunes para la pesca al vivo.

Peces

Son los ideales para algunas capturas de tallas grandes y más cuando pueden moverse y son especialmente oloroso, como las sardinas, arenques, caballas e incluso las anguilas. Se recomienda prensarlos por los labios a momento de su uso, esto para que tengan la movilidad que necesitamos.

Lo recomendado es que se mantengan vivos por un tiempo, por lo que tener cuidado al atravesar el anzuelo es sumamente necesario.  Las presas que podemos sacar usando peces vivos van desde túnidos, doradas, lubinas hasta los pargos, meros o cobias.

Crustáceos

Otros favoritos para la pesca, esto porque son sencillos de atrapar y mucho más de usar para atraer buenas piezas. Sus colores llamativos y la posibilidad de hacer enganches o amarres por el caparazón, ayuda a que estos puedan moverse y atraigan a esas presas que tanto buscamos,

Mariscos

Otro excelente recurso para la pesca al vivo. Ya sean almejas o mejillones. Para la pesca de especies como las doradas, la pesca con mariscos resulta muy efectiva y atractiva. Cuando los mariscos son muy carnosos, engancharlos al anzuelo resulta sencillo.  

Calamares, sepias y pulpos

Estos son otros fabulosos cebos vivos a usar para variar el tipo de pesca y capturar presas de tipo lubina, corvina o pez azul. Su enganche se hace sencillo en alguna de las aletas de la cabeza o por un extremo de tentáculo, todo buscando conservarlos lo más movible posible.

Equipo para la pesca con pez vivo

La pesca al vivo requiere de equipo de buena calidad y especializado. Las cañas, por ejemplo, deben ser flexible, bastante largas, al menos 4 metros y que sean preferiblemente de fibra de carbono.

Por otra parte, se recomienda que el carrete pueda almacenar una gran cantidad de sedal, esto para ayudar con la libertad de movimiento de la carnada. Lo aparejos para su montaje son algo a cuidar y se busca siempre usar ojal entre 5 a 7, un anzuelo corredizo e hilo multifilamento.

Zonas de pesca al vivo

Una de las recomendaciones que podemos dar con la pesca al vivo es buscar hacerla desde embarcación, no porque desde playa o roqueros no se pueda, sino que el propio movimiento de la embarcación ayudará a dar mayor credibilidad al cebo y aprovechar al máximo su potencia de captura.  

es Spanish
X