Cómo Pescar con Pan en el Mar

El uso de pan resulta sumamente natural para la pesca. Aunque suele usarse mucho más en la pesca de agua dulce, usarlo en el mar no va contra ninguna regla, puesto que constituye uno cebo natural, económico y sencillo de conseguir.

Eso sí, recordemos que las condiciones del mar no son iguales que la de pesca continental y, por ende, requerimos darle un mayor sustento al pan para que pueda atraer, verdaderamente, piezas de calidad y que resista, a su vez, las condiciones de salinidad, corriente y oleaje.

Cómo Pescar con Pan en el Mar
Cómo Pescar con Pan en el Mar

La pesca con pan en el mar

La pesca con pan puede ser bastante productiva, eso sí, si se acompaña de una buena dosis de elementos que ayuden a atraer a los peces en estas vastas aguas salinas. Lo más recomendable para usar pan como carnada de pesca es hacer una mezcla con sardinas, que son uno de los señuelos naturales más usados y efectivos.

El truco está es hacer una mezcla previa de pan rallado o incluso pan fresco humedecido con las propias sardinas troceadas, si se necesita un elemento aglutinante el huevo, la clara más específicamente, puede venir muy bien.

Al hacer esta masilla solo se necesitará tenerla algo fresca para poder moldearla al anzuelo, esto con mucho cuidado de no lastimarnos al enrollar la misma. Lo recomendable es usar una tela o repasador para apretar la preparación al anzuelo y que este se mantenga allí.

Esto sería lo ideal para usar el pan como carnada en el mar, además de poder atraer a las piezas, la propia masilla permitirá que esta dure hasta que las presas la encuentren, evitando así que se deshaga antes incluso de que algún pez la pruebe siquiera.

Otras formas de usar pan para la pesca

El pan de molde resulta realmente adecuado para la pesca. Una de las alternativas al usar este mojarlo un poco antes y pasarle un rodillo, palote o botella encima para así aplanarlo, pero, a la vez, hacerlo más maleable y pegajoso para su uso.

Otra curiosa forma de usar el pan es, luego de aplanarlo, hacer pequeños cortes circulares, esto puede hacerse con las boquillas de decorar pasteles o comprando un bread punches para que se use estos pequeños discos como carnada ya clavados al anzuelo.

Como cebador el pan también resulta conveniente ya que puede atraer a los peces y ahí sí intentar las picadas. Puede optarse por pan algo duro para que no se deshaga tan rápido en el agua. La misma masilla mezclada con sardina puede servir para esto, solo hay que hacerla ligera para que flote y los peces vengan a la superficie.

Ideas finales

Como vemos la versatilidad del pan en sus diferentes presentaciones son de mucha utilidad en la pesca, aun en la de mar. Tener a la mano este sebo como una alternativa económica y realmente útil para tu pesca, ya sea de playa, roquero o embarcación, te permite ampliar las posibilidades de captura y poder diversificar tu pesca de mar en tu próxima salida.  

es Spanish
X