Cómo Pescar con Mosca en Río

Como se sabe, la pesca con mosca resulta bastante entretenida y prolífica. Hacerla en las aguas fluviales es casi una obligación, esto porque el medio y las especies exigen esta ya que resulta bastante divertida de hacer.

Los ríos resultan muy especiales para hacer la pesca con mosca; la razón de esto es que se necesita estudiar el río y conocerlo, de ser posible, para determinar dónde puede ser la mejor ubicación dependiendo de su corriente, las zonas con pozos, caídas, la presencia de los insectos y, claro está, los propios peces.

Cómo Pescar con Mosca en Río
Cómo Pescar con Mosca en Río

La pesca con mosca en río

Dependiendo de la zona donde estés y el tipo de pesca que esté permitida, hacer la pesca con mosca en río puede llegar a ser de “captura y suelta” o de pesca con muerte. Una vez conociendo esto, podrás determinar la cantidad de moscas a usar, ya que la misma normativa puede indicar esto.

En el río puedes usar las tres modalidades de mosca o una combinación de ellas:

Pesca con mosca seca

Que será aquella en la que usamos un señuelo que imite a un insecto vivo y que puede posarse sobre el agua. Esta es especialmente interesante para los peces que se alimentan en este espacio. Lograr hacer una o comprarlas significa seleccionar aquellas de buena flotabilidad y que resulten bastante naturales.

Pesca con mosca ahogada

Con esta, contrariamente, buscamos pesca bajo la superficie, incluso a media agua.

Pesca con ninfas

Finalmente, con estas pretendemos imitar las larvas de diferentes insectos y la usaremos para pescar a fondo. Se debe usar materiales que permitan profundizar la línea, ayudados de un plomo.

Recomendaciones para la pesca con mosca en río

Algunas recomendaciones esenciales para la pesca con mosca en cualquier río del mundo donde te dispongas a pesca serán fundamentales. Veamos algunos tips que pudieran servirte en tu salida de pesca:

  • Ser sigiloso es algo que resulta imprescindible. Es parte de la práctica en sí para evitar que los peces noten tu presencia y las picadas puedan darse naturalmente.
  • El uso del flotador es de gran ayuda y no debe ser olvidado.
  • La elección de la mosca es otra de las cosas que se debe tener presente. Contar con diversos modelos, apropiados para el lugar, es requisito indispensable.
  • Los lances y cómo posarás las moscas será otro factor a considerar. Se busca la naturalidad la distinción de las mismas. Queremos que piquen nuestras moscas, no las vivas que hay en el lugar.
  • La pesca corriente arriba del río es una muy buena opción. Con esta se podrá aprovechar mucho mejor el flujo del agua y hasta tener la oportunidad de acercarnos un poco más a nuestros peces objetivos, controlando muy bien la línea para aprovechar el lugar.
  • No olvidemos tener una sacadera a mano al hacer la pesca sin muerte. Esto ayudará a tener un mejor control de la extracción del pez y no alejarlo ni manipularlo mucho fuera de su medio.

La recomendación final será aprovechar el río y el entorno en general, esto para pasar un día divertido, concentrados no solo en sacar buenas presas en nuestra pesca, sino en agradecer las bondades de la naturaleza en un entorno natural que siempre tiene tanto para dar.