Cómo Pescar Black Bass Grandes

La pesca de black bass es una de las más divertida y apasionantes de la modalidad deportiva continental. Un pez muy temperamental cuando quiere y de gran inteligencia que hace a los pescadores pasar jornadas muy entretenidas y agotadoras.

España es un referente en la pesca de esta especie, eso porque está presente en prácticamente toda la península y los diferentes pantanos y embalses donde se encuentra son lugares excelentes para hacer sesiones cómodas pero muy intensas.

Los grandes basses, esos que rondan el medio metro de longitud, están presenten en muchos de los espacios de pesca de la península. Revisemos algunos detalles de la pesca de este particular pez de agua dulce y veamos algunos consejos para la pesca de black bass grandes.

Cómo Pescar Black Bass Grandes
Cómo Pescar Black Bass Grandes

Los black bass; gran boca, gran picada

Los black basses suelen ser peces sedentarios que gustan de las aguas cálidas y tranquilas. Entre primavera y otoño hay muy buenas posibilidades de pesca de esta especie, no obstante, la pesca en invierno es también muy posible.

Para tentarlos los pescadores pueden recurrir a diversos cebos, pero la pesca a mosca buscando imitar a sus insectos favoritos como las libélulas, puede venir muy bien. Sin embargo, en su dieta los basses incluyen peces pequeños, anfibios y otros crustáceos.

Ahora bien, como señuelo artificial, la rapala es un clásico para los basses. Por lo general la técnica de pesca que se usa para atraerlo es dar unos pequeños tirones, puntuales pero intensos, para así llamar su atención.

También la de jigs suele ser una de las preferidas al momento de ir a por basses, la razón de esto es que imita perfectamente a los cangrejos, otra de las piezas favoritas de los basses. Por otra parte, la modalidad a spinning es una de las que puede resultar muy bien para basses, así sean estos de grandes tallas.

Cómo Pescar Black Bass Grandes: Trucos

La pesca a inicios de la primavera, cuando el calor no ha inundado el ambiente, podría constituir la mejor época para la pesca de grandes basses.

Por lo general los de tallas mayores no suelen visitar mucho las orillas, pero en esta época tan fresca con apenas una diferencia de grados en el agua, es posible verlos más cerca de la playa y aprovechar para sacar un par de ejemplares, de muy buenas tallas, sin necesidad de hacerse con un bote.

El uso de sondas ayuda mucho a localizar las zonas donde puedan estar, ya que tomar la medida de la temperatura del agua puede asegurarnos una jornada más asertiva.

Un truco que podría venir muy bien es usar diferentes señuelos, algunos grandes y llamativos, a la vez que otros más pequeños y un tanto más discretos. Gracias a esto podemos garantizar que los basses sean curiosos con unos y ataquen los otros, duplicando las posibilidades de hacerse con uno de ellos.

Una investigación previa usando estas dos técnicas (temperatura del agua y tipo de señuelo efectivo para ese momento) pueden incrementar las posibilidades de capturas de especímenes de buenas tallas y de pesos que pueden llegar a rondar, fácil, hasta los 2 kilogramos.