Cómo Pescar Barbos en Verano

Aunque el barbo es un pez que podemos conseguir durante todo el año, la pesca en verano es especial, esto porque es una época que permite que busque aguas más superficiales para alimentarse. No obstante, sigue siendo una regla dejar su pesca para las primeras horas de la mañana o para las últimas de la tarde.

Demos un repaso a esta especie, algunas características de la misma y la posibilidades y técnicas para su pesca en esa temporada tan especial para nosotros, la del verano, justo la época en que podemos emprender una salidita más extensa para dedicarnos a la pesca.

Cómo Pescar Barbos en Verano
Cómo Pescar Barbos en Verano

Barbos una especie prolífica en las aguas peninsulares

El barbo es una especie nativa de la península, por eso su presencia es destacable en las masas de agua continentales. Ya sea en pantano, río o embalse, la pesca de barbos es fija en la salida de pesca.

En las aguas ibéricas encontramos diversos tipos de barbos, y aunque el barbo común es el más habitual, siempre podemos hacernos de otras variedades, entre las que destacan:

  • Barbo comizo
  • Barbo gitano
  • Barbo de montaña
  • Barbo colirrojo
  • Barbo del Mediterráneo

Algo que debemos tener en cuenta es que su presencia es posible durante todo el año, no obstante, su época de freza es la que corresponde a los meses que van desde mayo a agosto, siendo posible verlos en mayores cardúmenes y dirigiéndose a las zonas más altas que les sirven de desove.

Pero si de épocas ideales para la pesca hablamos, para los barbos la que va desde abril a octubre constituye la mejor. Entonces la pesca en verano, como vemos, es posible, pero ¿Cómo hacerla? Veamos.

Cómo Pescar Barbos en Verano

Algo que gusta mucho de la pesca de barbo en verano es que es la época en la que más solemos verlo en las orillas. Ya para otoño, por ejemplo, suele estar más en zonas profundas, por lo que buscarlo en verano es realmente un atractivo que no se puede dejar pasar por alto.

Para localizarlo lo importante será conocer un poco la zona, en embalses, por ejemplo, las zonas rocosas o las colas pueden venirnos muy bien. Para los ríos aquellos tramos de corrientes más fuertes, esto por su época de freza, puede venirnos perfectamente.

Ahora bien, en cuanto a modalidades de pesca, estas pueden ser variadas y todo dependerá de qué tanto nos guste o sea efectiva una que otra.

Con caña boloñesa o al coup es una técnica que funciona muy bien desde orilla, que es justamente por lo que el verano resulta perfecto para intentar con esta técnica. No olvidemos que lo importante será el cebo, usar lombrices o insectos de temporada, incluso si es mosca seca, nos podrá beneficiar al intentar capturar un barbo.

Algo que podría funcionar es el uso de boilie para su pesca. En relación a esto si es posible usar más salados que dulce, esto vendría muy bien ya que el barbo es aficionado a esos sabores. El cebado de las aguas, en caso de ser posible es muy recomendable en verano, esto porque es justo lo que están buscando, alimento para seguir con su recorrido de reproducción.