Cómo pescar Atunes al Brumeo

La pesca al brumeo es la que se orienta a la captura de los grandes especímenes o “Big Game”, que es el término más de moda para este tipo de pesca.

Algo que caracteriza esta pesca es que debe hacerse desde embarcación, a mar abierto en zonas de grandes profundidades y que es necesario un equipo especializado de excelente calidad.

Aunque no suele ser la preferida para los más conocedores, optando mejor por el curricán, si es una de las que más se ofrece en los charters de pesca para vacacionistas. Los especímenes que se pueden pescar al brumeo son el pez espada, algunos tipos de tiburones y claro está los atunes gigantes.

Cómo pescar atunes al brumeo
Cómo pescar atunes al brumeo

Equipamiento para la pesca al brumeo

Lo principal es contar con una embarcación acondicionada para este tipo de pesca. Uno de los elementos imprescindibles es contar con un radar, esto es lo que permitirá constatar la presencia de los bancos de atunes, eso y las gaviotas que se aglomeran cuando estos están en su frenesí de caza.

Para iniciar la pesca debe prepararse el equipo. Por lo general se ubican tres cañas en la popa de la embarcación. Estas deben ser potentes y robustas que puedan con hasta 130 lb mínimo; recordemos que estamos ante ejemplares que pueden llegar a alcanzar hasta 600 Kg.

Los carretes deben ser a la par de las cañas, pesados, con grandes capacidades de línea y multiplicadores. Las líneas tipo dracón con resistencia a la par que la caña y carrete, todo esto reatado con unos buenos anzuelos.

La carnada es otra de las que pueden ayudarte a atrapar lo grande a un buen ejemplar. Los cebos naturales serán siempre muy recomendables, y aquí la ganadora siempre será la sardina. No obstante, otras especialidades que encantarán a tus atunes son la caballa, el jurel o hasta un buen boquerón.

El cebado del agua es un recurso muy usado. Se puede usar una mezcla de pan duro y sardinas o incluso hacer una mezcla de arena y aceite de sardina para usar como un cebo que verteremos al mar en intervalos de 15 minutos.

Pesca al brumeo de atunes

Para la pesca propiamente, lo recomendable será ubicar cada caña a diferentes profundidades, esto podrá variar entre los 15 a 30 metros de profundidad. Es recomendable usa la técnica de globo que te permite determinar la profundidad deseada.

Será necesario siempre tener el motor en marcha libre para evitar que la captura se meta por debajo del bote o que se pueda maniobrar en caso de prever esto.

Si se va a usar silla de combate, que esta no tenga respaldo, ya que al luchar con el pez debe tenerse movilidad, aprovechando nuestro propio cuerpo y peso.

Es importante contar con unos buenos ganchos de acero inoxidable para tomar y acercar a la pieza una vez que salga a la superficie.

La pesca de grandes atunes debe buscar ser lo más sostenible y deportiva posible, pasando un emocionante y muy divertido momento que resultará una verdadera aventura pesquera.